Si bien las mujeres son apreciadísimas en actividades agrarias que requieren mucha habilidad. Un pollero de Matamoros, que se dedica al coyotaje desde el año dos mil dos, y recluta indocumentados para empresarios agrarios de Texas, Louisiana, Missisipi, Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, afirmaba que prácticamente un veinte por 100 de los trabajadores que reclutaba eran mujeres pues estas eran muy apreciadas en la pizca del tomate. No obstante, el transporte de mujeres es más riesgoso; por ende, pocos son los empleadores que incitan su reclutamiento. Como afirmaba un pollero de Llera: «Llevar mujeres es muy, muy peligroso y muy peligroso, es por eso que con las mujeres es puro compromiso; además de esto que a veces no soportan a llegar y pues uno pierde.» Otro pollero, web site del municipio de Ocampo, afirmaba: «Mujeres no llevo por el hecho de que es un riesgo».

La demanda configura el funcionamiento de las redes migratorias. Esto es, la decisión de quién emigra no depende de los trabajadores migratorios, está predeterminada del lado de la demanda. Palabras clave: migración laboral, agricultura, trabajadores H-2A, inmigrantes ilegales, Tamaulipas, E.U.. A lo largo de décadas la población rural tamaulipeca ha emigrado a los O bien.S.A. para trabajar en la agricultura. La forma como estos han emigrado más frecuentemente es cruzando la frontera de manera subrepticia; si bien además han participado en los programas de trabajadores huéspedes incorporados por USA.